Cómo combinar un plato con un vino cuando no tienes ni idea

Si acabas de interesarte por el mundo del vino, la palabra maridaje quizá no te será tan familiar. Se puede definir como la unión armoniosa entre dos cosas. Pero a nivel gastronómico, esta unión está referida a la armonía entre un vino y la comida; sobre todo, porque esta bebida es la que suele acompañar a todas las comidas.

Lo cierto es que no todos los vinos son apropiados para todos los platos, y más que por un tema de estética, es una cuestión de sabores. Algunos vinos intensifican mejor unos sabores que otros. Es por eso que si no tienes idea de como comenzar a maridar tus platos, queremos dejarte algunas recomendaciones básicas:

  • Los vinos tintos suelen ser mas dulces y más amargos, mientras que los vinos blancos son más ácidos pero menos amargos. Basado en esto puedes reconocer qué sabores irán mejor con tu plato
  • Se acostumbra a maridar carnes rojas con vinos tintos, y carnes blancas con vino blanco. Pero esta regla está muy generalizada y no siempre aplica. Por ejemplo, se puede tener una carne blanca con una salsa que marida mejor con un vino tinto. Sin embargo, ante las dudas guíate por esta regla.
  • Los maridajes pueden ser para resaltar el sabor de una comida o para hacer un contraste.

  • Evita que el sabor de la comida y del vino sean igual de intensos. La idea es encontrar un balance en tu paladar y que el vino sea el complemento de la comida. El contraste es también un complemento, recuerda eso.
  • Para los postres siempre recurre a vinos semidulces como La Chalada o vinos tintos, pues realzan el dulzor en tu paladar
  • Si vas a servir platos muy diferentes entre sí, recurre a un vino blanco para limpiar el paladar y permitir que un nuevo sabor se instale en tu boca

En nuestra sección de vinos puedes ver nuestras recomendaciones de maridaje. Además, el maridaje su puede realizar según la época del año o incluso de acuerdo al tipo de salsa que sirvas en tus comidas. 

Todos los tips que aquí te dejamos son solamente un guía para iniciarte en el maridaje, te invitamos que sigas tu instinto y pruebes por tu propia cuenta los diferentes sabores que te ofrece cada vino para que así decidas como quieres maridarlo con tus platos. El maridaje no tiene porque ser restrictivo, también puede ser cuestión de gustos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido