Los 5 Pecados del Vino en Navidad

La Navidad es una temporada llena de alegría, celebración y, por supuesto, vino. Es un momento en el que nos reunimos con familiares y amigos para compartir momentos especiales alrededor de la mesa. Sin embargo, en medio de la emoción festiva, es fácil cometer algunos “pecados” vinícolas que pueden afectar la experiencia. Aquí te presentamos los cinco pecados más comunes del vino en Navidad y cómo evitarlos.

Pecado 1: Servir el Vino a la Temperatura Incorrecta

Uno de los errores más comunes es servir el vino a la temperatura incorrecta. Tanto el vino tinto como el blanco tienen temperaturas óptimas de servicio. El vino tinto suele ser mejor cuando se sirve ligeramente por debajo de la temperatura ambiente, alrededor de 14-17°C, mientras que el vino blanco se disfruta mejor a una temperatura más fresca, entre 8-10°C.

Solución: Investiga las temperaturas recomendadas para tus vinos y asegúrate de servirlos correctamente. Puedes enfriar los blancos en la nevera unas horas antes de servir y, si es necesario, enfriar los tintos ligeramente en una cubitera con hielo.

Pecado 2: Utilizar Copas Inadecuadas

El tipo de copa que utilices puede influir en la experiencia de degustación. Usar copas inadecuadas puede limitar la capacidad del vino para expresar su aroma y sabor.

Solución: Siempre que sea posible, elige copas adecuadas para el tipo de vino que sirvas. No utilices vasos que calentarán el vino cuando los toques. Las copas de vino tinto deben tener un tazón más grande que las de vino blanco. También es importante mantener las copas limpias y sin residuos de detergentes que puedan afectar el sabor.

Pecado 3: No Maridar Correctamente

Un error común en Navidad es no prestar atención al maridaje de vinos y platos. Combinar un vino con alimentos incompatibles puede disminuir el disfrute tanto del vino como de la comida.

Solución: Dedica tiempo a planificar tus maridajes. Inspírate con maridajes ya contrastados. Los vinos blancos suelen ir bien con pescados y aves, mientras que los tintos se complementan con carnes rojas y platos más robustos. También considera los sabores y las salsas al elegir tu vino.

Pecado 4: Abusar del Vino Espumoso

El vino espumoso es una elección popular para brindar en las festividades, pero es fácil excederse debido a su burbujeante frescura.

Solución: Disfruta del vino espumoso con moderación y considera alternar con vinos tranquilos para evitar el exceso de burbujas. Una opción es elegir un vino con una suave aguja (que conserva una pequeña cantidad de anhídrido carbónico procedente de la fermentación de los azúcares) como La Chalada.

Pecado 5: Desperdiciar el Vino Sobrante

Es común que sobre vino después de las celebraciones, y muchas veces termina siendo desperdiciado.

Solución: Aprovecha el vino sobrante para cocinar. El vino es un excelente ingrediente para salsas, guisos y postres. También puedes utilizar sistemas de conservación de vino para prolongar la vida útil de las botellas abiertas.

En resumen, la Navidad es una época para disfrutar del vino, pero también es importante hacerlo con responsabilidad y cuidado. Evita estos pecados vinícolas y asegúrate de que cada botella se disfrute al máximo en compañía de tus seres queridos. ¡Felices fiestas y brindemos por un año lleno de buenos vinos y momentos inolvidables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido