Lo que las lágrimas del vino te dicen sobre éste

Debe su nombre a que el rastro que el vino deja sobre la copa tiene un parecido a las marcas de una lágrima sobre una mejilla; aunque se le conoce con otros nombres como las piernas del vino. Pero este fenómeno revela algo que debes conocer acerca del vino.

La explicación científica

El vino podría simplificarse como una mezcla de alcohol y agua. Cuando el vino recorre la copa (bien sea porque la agitamos o porque la acercamos a la boca) la tensión superficial hace que se adhiera a las paredes, sin embargo, el alcohol tiende a evaporarse más rápido que el agua, haciendo que la mezcla adherida contenga menos alcohol y más agua. El agua que es más densa, por efecto de la gravedad tiende a caer, dando la forma de lágrima que apreciamos. Una mayor concentración de alcohol hace que el agua se esparza más rápidamente lejos de este, mientras que una mayor concentración de azúcares y otros componentes hace que el “agua” sea más pesada o densa. Ambos factores influyen en la cantidad de “lágrimas” que pueden apreciarse en el vino.

Más lágrimas, más dulce y más alcohol

De acuerdo a la explicación anterior, podemos concluir que la presencia de lágrimas de vino en la copa significa dos cosas:
  1. El vino tiene una mayor concentración de alcohol. 
Es decir, es un vino con un alto grado de alcohol. Ya que el alcohol se evapora más rápido, al tener más presencia de este, es posible ver cómo se forman más rápido las lágrimas. Además, habrá en mayor cantidad, porque el agua buscará alejarse de las altas concentraciones de alcohol.
  1. El vino es mucho más dulce. 
El resto de los componentes del vino dependen de la uva con el que fue hecho, si esta tiene mayor concentración de azúcares, la bebida tiende a ser más viscosa, por lo que si aparecen lágrimas en tu copa, es porque el líquido hace un recorrido lento desde el borde hasta el resto del líquido. Los surcos que dejan las lágrimas son debido a este recorrido, así pues, las lágrimas del vino también denota una bebida más dulce.

¿Debes o no debes agitar tu copa?

Antes de catar un vino si quieres averiguar las características de este, además de olerlo, debes agitar la copa para observar la presencia de lágrimas. Tal y como dijimos antes, podrás concluir acerca de la textura y el grado de alcohol del vino luego de agitar. Los catadores expertos determinan otras características después una ligera agitación del vino antes de probarlo, por eso siempre recurren a esto. Sin embargo, no es necesario que siempre agites la copa para degustar del vino, puedes hacerlo, pero no es un requisito indispensable. Si eres un buen winelover habrás destapado la botella antes de servirla por lo menos unos treinta minutos, o la habrás decantado para apreciar mejor su sabor, de alguno de estos tips hablamos aquí: 5 errores de principiante con el vino, no los cometas. Como verás, las lágrimas del vino solo pueden significar que tienes un vino con un mayor grado de alcohol, no significa mayor calidad de la bebida. De acuerdo a tus gustos puedes o no seguir consumiendo tu botella de vino; pero como buen winelover, sabes que más allá del grado del alcohol, hay otros factores que debes tomar en cuenta para disfrutar de tu bebida. Así que elige tu vino favorito y disfruta de las lágrimas si éstas aparecen.]]>

Ir al contenido