Noche de quesos y vinos: las mejores combinaciones

Las comidas se vuelven menos copiosas, porque nuestro cuerpo nos pide alimentos más ligeros, comidas menos elaboradas pero que tengan todo el sabor. Quien es cocinillas continuará siéndolo y seguirá mostrando su gran habilidad en los fogones pero aquellos que no lo son, buscarán alternativas ricas, nutricionales y que sean fáciles de preparar. Precisamente por eso, para poder alargar ese tiempo en la calle, esas horas de luz que nos regala el verano. Para aquellos perezosos que les cueste cocinar, para los que les encante el mundo de la gastronomía y disfruten con el arte de comer bien y cocinar, o incluso, para aquellos que ni se plantean cenar nunca en casa, les presentamos una de las mejores formas de disfrutar de estas noches de verano. Y no es otra que hacer una noche de quesos y vinos. Una manera deliciosa de disfrutar de las cenas veraniegas, para deleitar todos los sentidos. Aunque como bien dice el refran “para gustos, los colores”, en el maridaje de vinos y quesos, sí que existen las combinaciones perfectas. Pero antes de poder establecer esta relación, hay que tener en cuenta varios puntos para conseguir ese matrimonio ideal entre vino y queso. Lo más importante, en lo que se refiere a los quesos, es saber con qué materia prima están elaborados: si se trata de un queso de vaca, oveja, mezclas… y por supuesto, determinar cuál ha sido su edad de maduración… Con respecto al vino, los aspectos que hay que tener en cuenta son la variedad de uva con la que ha sido elaborado, así como su tiempo de envejecimiento. Estas dos características son las que marcarán la relación entre ambos productos. Algunos consejos para realizar esta conjunción son: – Escoger aquellos vinos y quesos que tengan la misma intensidad. – Los vinos y quesos que hayan sido elaborados en la misma región son una magnífica combinación. – Los vinos más fuertes van con los quesos más curados. – Mezcla vinos dulces y quesos fuertes. – Los vinos espumosos van a la perfección con quesos más ligeros y mantecosos. Estas son algunas propuestas para realizar la mejor relación vino y queso, pero como adelantábamos antes, no todos los paladares disfrutan con las mismas combinaciones. Desde aquí, solo te animamos a que pruebes y encuentres la tuya, y así puedas lograr disfrutar de una noche de verano, muy muy gourmet.]]>

Ir al contenido