5 maridajes exquisitos y veraniegos de plato+vino para no volverte loco

1) Salmorejo + Sanz La Capital Roble No puede faltar un rico salmorejo durante el verano, es ideal para aplacar el calor. Y aquí te recomendamos un plato cuyo maridaje incluye vinos blancos o rosados, e incluso vino tinto. Como hay que quitarnos el mito de que en verano no se toma tinto, para combinar y resaltar el sabor del tomate del Salmorejo, nada mejor que un tempranillo robusto como el La Capital Roble.

2) Ceviche + Sanz Sauvignon Blanc

Puede considerarse como el favorito del verano, sobre todo porque puede prepararse con variedad de pescados y mariscos. El ceviche tiene limón en su preparación, lo que le da un sabor ácido, por lo que el vino para su maridaje debe equipararse a esta acidez. Por tanto un Sauvignon Blanc es perfecto para igualar el sabor del plato; incluso hay quienes recomiendan un Verdejo, pero esto va más relacionado con el nivel de picor y acidez del ceviche.

3) Carpaccio + Sanz La Capital

Como dicta la regla general, las carnes rojas van bien con un buen tinto. El carpaccio es una carne roja cruda cortada en capas muy finas y aderezada con limón (aunque existen diferentes variaciones) por lo que el sabor floral de La Capital hará una combinación perfecta en tu paladar. Toma en cuenta que el corte del carpaccio es muy fino, por lo que el vino para su maridaje debe ser equilibrado para que no opaque el sabor de la carne.

4) Ensaladilla Rusa + Sanz Verdejo

Las ensaladas son un imprescindible del verano, tanto como entrante, tapa o incluso plato principal. Debido a la época del año, las verduras frescas siempre son un acompañante perfecto para tus comidas. En el caso de la ensaladilla rusa nos encontramos con la mayonesa y el huevo, cuyos sabores van a contrastar a la perfección con el sabor frutal del verdejo. Así, no se intensifican ni se solapan ninguno de los sabores. Además, el verdejo siempre es una buena opción durante el calor del verano, pues resulta refrescante.

5) Espeto de Sardinas + Sanz Clásico

Las sardinas tienen un sabor particular y tienden a ser difíciles de maridar. Pero, ¿quién no disfruta de un pescado a la brasa durante el verano? Su intenso sabor bajo las humaredas de la brasa va estupendamente con un vino que ayude a resaltar su intensidad. Por eso recomendamos nuestro vino blanco Sanz Clásico. Es ideal por su alta permanencia en la boca, que permite saborear la acidez de las sardinas al degustarlas, sin que dé paso al sabor amargo de las mismas. Por otro lado, este plato es alto en grasas buenas y omega-3, por lo que un vino intenso como este, permite “limpiar” el paladar entre bocados. Estos maridajes veraniegos son recomendados para tardes o noches calurosas. Disfruta de lo mejor de la gastronomía española acompañada siempre de un buen Vino Sanz.]]>

Ir al contenido